Sobre mí...

Comentarios Conocí a Julio Antonio siendo alumnos de la escuela de artes aplicadas.

Él, seguro, firme, tierno, soportaba con paciencia mis primeros pasos en las clases de plástica, siempre con una sonrisa en los labios que era presagio de una amistad cada vez más cercana.

Después estudió Bellas Artes, sin prisa, iniciando una trayectoria creativa, original, llena de una belleza etérea, casi mágica.

Sus colores tierra que humedecen el alma, azules que en sus diversas tonalidades elevan, ensalzan paraísos perdidos que al querer alcanzarlos casi se nos escapan.

Collages, maderas en las que el tiempo dejo sus marcas, pulidas por unas manos que amorosamente las trabajan. Cuerdas , hilos de metal y plata enlazan formas, colores, que como lanzas, chorros de estrellas, casi el cielo alcanzan.

Toda su obra es misterio, sombra, luz, palabra y al contemplarla, lo mejor de nosotros se eleva para dar gracias.

Gracias Julio Antonio por expresar tus emociones humanas más elementales, henchidas de verdad, humo azul, tierras, ocres, esmeraldas. Comentarios

Ana Duart, escritora.



Comentarios La obra de Julio A. Castillo explora nuevos aspectos del arte, no son pinturas al estilo tradicional del concepto como tal, pero la abstracción de sus cuadros esta llena de color, vida, de sensaciones.

En sus composiciones los materiales adquieren una nueva dimensión, dejan de ser lo que han sido para convertirse en objetos bellos, los pigmentos lo impregnan todo y las texturas están en un constante juego con la luz y la sombra.

Los límites del cuadro no son una frontera para Julio y su obra se sale de ellos para tomar posesión del espacio, enseñándonos que un cuadro es algo más que un espacio cerrado, estático, inmóvil. Es la mente del espectador la que cataloga los pensamientos de cada obra, de cada composición, de cada textura .

En su obra no hay sitio para la indiferencia. Comentarios

Rafael Gonzalez, publicista.